compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter
RESUMEN DE FAUSTO
- Johann Wolfgang Goethe -
Argumento del libro "Fausto".
El anciano Fausto es un hombre sabio que todo lo sabía, menos el misterio de la vida, y al fracasar en su intento decide suicidarse. Un coro de ángeles que canta la resurrección, renace en él las ansias de vivir.

Al proseguir con sus deseos de conocer el misterio del mundo, Fausto hace un pacto con el maléfico Metistófeles, quien utiliza este anhelo insatisfecho para comprar su alma, y ganar la apuesta diabólica que se plantea en el prólogo de la obra dramática.

El pacto con el demonio Metistófeles se materializa en un “viaje cósmico” en el que Metistófeles le presenta todos los espacios, las edades y los ámbitos de lo humano. El demonio saca al héroe de su aislamiento, para en contacto con el mundo desposeerlo de esas ansias de infinito.

Las primeras etapas de dicho viaje son los niveles de lo infrahumano y lo instintivo. Fausto sale asqueado de este diabólico encuentro con brujas y delincuentes.

Un segundo estadío lo conduce al mundo burgués. Aquí se encuentra con su opuesto espiritual, Margarita, delicada y virtuosa muchacha que simboliza una existencia de paz.

Con la ayuda diabólica de Metistófeles, Fausto logra cautivar a la joven Margarita, cuya inocencia se contamina con la maldad que rodea a Fausto, Esta relación tiene consecuencias negativas: La muchacha Margarita mata al hijo de su pecado: sin pretenderlo también asesina a su querida madre.

Finalmente, su hermano muer e en la lucha con Fausto — Metistófeles, al intentar lavar el honor de su familia. A partir de este instante principia otra temática en la obra dramática. Muere la muchacha Margarita, acusada de sus diabólicos delitos criminales, aunque redimida por el arrepentimiento. Fausto, fracasado. Emprende otra vez su “viaje cósmico”.

faustoEn esta etapa del recorrido, el demonio lleva a Fausto a las altas esferas del espíritu La muerte de la joven Margarita, ha pesado demasiado sobre el alma de Fausto purificando sus deseos: Se transforma positivamente.

Fausto aparece de inmediato en la corte del emperador alemán rodeada de fatalidad y escasez, y su astucia y sabiduría y artes mágicas lo salvan. Fausto descubre nuevas fuentes de riqueza y resuelve las dificultades financieras con el papel moneda.

Cortesanos y funcionarios piden una prueba de los poderes del sabio. Fausto conjura a Elena, símbolo de la belleza clásica, tras una serie de actuaciones rituales. Queriendo conservarla para así, la sustrae a la vista de la concurrencia, mas él también la pierde y cae fulminado.

La acción ahora regresa a la situación inicial de la primera parte del “Fausto”: su cuarto de estudio gótico. Símbolo del aislamiento y la aspiración infructuosa hacia arriba.

El estudio es ahora propiedad del antiguo criado de Fausto, Wagner, que ha creado un homúnculo, quien traslada a Fausto, en un túnel del tiempo y del espacio mágico, a la llanura farsálica, donde las figuras de la antigüedad celebran un aquelarre.

Así se repite la noche de Walpurgis de la primera parte. En este inundo fantasioso donde se presentan gran cantidad de seres mitológicos, filósofos griegos, alucinaciones, deseos y ritos. Fausto lleva a cabo sus esponsales con Elena.

Ambos, ella símbolo de la antigüedad clásica y Fausto del mundo nórdico alemán, engendran a Euphonón. La poesía. Este vástago, arrogante y altivo, anhela las alturas de la lucha y de la Luz, e intenta volar hacia ellas, lo que provoca su muerte.

Elena sigue a su hijo, y así queda desvanecido el sueño mediterráneo de Fausto. La muerte de Elena cierra la trayectoria trágica del poema dramático. A partir de aquí empieza el ascenso de Fausto a la transfiguración. de nuevo aparecen en él los impulsos de la acción y de la filantropía.

Vuelto al presente y a la corte, el sabio es un factor fundamental en la victoria del emperador sobre sus enemigos, por lo que recibe en feudo una franja litoral que se ve amenazada por el mar. Toda la actividad del protagonista Fausto, aliado a la magia.

Fluye a través de un sentimiento de amor. Con un afán gigantesco de bien y beneficencia. El sabio consigue dominar al mar, y mientras contempla extasiado su obra, fallece.

Cuando Metistófeles cree que puede apoderarse de nuevo del alma de Fausto, un coro angelical reivindica su posesión. El amor hacia los demás y la intercesión de Margarita, lo salvan definitivamente.
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Siguenos en Facebook



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru