POEMA APENAS

- Alfonso Reyes -

A veces, hecho de nada,
sube un efluvio del suelo.
De repente, a la callada,
suspira de aroma el cedro.

Como somos la delgada
disolución de un secreto,
a poco que cede el alma
desborda la fuente de un sueño.

¡Mísera cosa la vaga
razón cuando, en el silencio,
una como resolana
me baja, de tu recuerdo!
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter


DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru