FABULA EL NIÑO Y EL PASTORCITO
- Rafael Pombo -
   
El niño
---¿Por qué tan tristemente,
Corderito inocente,
Te oigo balando?

El corderito
---Por mi madre querida
Que tal vez afligida
Me anda buscando.

El niño
 ---¿Temes verte solito,
O te acobarda el grito
Del dogo hambriento?

El corderito
 ---No me asusta que ladre;
Mas lejos de mi madre
No estoy contento.

El niño
---¡Ah! ya entiendo tu pena,
Si tu mamá es tan buena
Como la mía.

Déjame
acompañarte,

Yo seré en cualquier parte
Tu garantía.

Pero
ya que recuerdo
Que cuando yo me pierdo

Mamá se afana.
Andemos
ligeritos,

Y vivamos juntitos

Desde mañana.


DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru