compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter
BIOGRAFIA DE PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA

Calderón nació en Madrid el 17 de enero del año 1600.

Su padre, Diego Calderón, era secretario del Consejo y Contaduría Mayor de Hacienda y su madre, Ana María de Henao, procedía de una noble familia alemana. Pedro fue el tercero de cinco hermanos.

En 1605 asistió a la escuela en Valladolid, porque allí estaba la Corte, pero como destacó en los estudios, el padre, de carácter autoritario y tiránico, decidió destinarlo a ocupar una capellanía que estaba reservada por la abuela a alguien de la familia que fuese sacerdote.

La muerte prematura de su madre en 1610 hizo que Calderón creciera profundamente influido por la complicidad familiar de sus hermanos Diego y José, ya que su padre se casó de nuevo.

Estudió en la universidad de Alcalá, y en 1615, al fallecer su padre, pasó a la de Salamanca, donde se graduó de bachiller en derecho canónico y civil, sin llegar a ordenarse, como había sido deseo de su progenitor.

En 1621 participó en el certamen poético habido con motivo de la beatificación de San Isidro. Entró al servicio del duque de Frías, con el que viajó por Flandes y el norte de Italia entre 1623 y 1625.

Su primera comedia conocida, Amor, honor y poder, fue estrenada en Madrid con motivo de la visita de Carlos, príncipe de Gales, en 1623.

Desde 1625, proveyó a la Corte de un extenso repertorio dramático, fue ganándose el aprecio del rey Felipe IV, que empezó a hacerle encargos para los teatros de la Corte, representadas en el salón dorado del Alcázar o en el Coliseo del Palacio del Buen Retiro, para cuya primera función escribió en 1634 El nuevo Palacio del Retiro.

Asimismo se ganó el aprecio del público en general en la década de los treinta con sus piezas para los corrales de comedias.

En 1635 se le nombró director del Coliseo del Buen Retiro.

En 1636 fue distinguido como caballero de la Orden de Santiago y su amigo y vio a la luz la publicación de la Primera parte de sus comedias, por parte de Vera Tassis.

BIOGRAFIA DE CALDERÓN DE LA BARCA PEDROSe distinguió como soldado al servicio del Duque del Infantado durante el sitio de Fuenterrabía en 1638 y en la guerra de secesión de Cataluña en 1640.

Herido durante el sitio de Lérida, obtuvo la licencia absoluta en 1642 y una pensión vitalicia. Calderón era por aquel entonces un discreto pero activo cortesano y llegó a convertirse en un personaje respetado e influyente, modelo para una generación como los de Agustín Moreto y Francisco Rojas Zorrilla, sus más importantes discípulos.

Las muertes de la reina Isabel de Borbón y del príncipe Baltasar Carlos y la intolerancia de los moralistas impusieron en 1644 el cierre de los teatros públicos durante cinco años.

Este largo lapso sumió al autor en una profunda crisis a la que se añadiría la muerte de sus dos hermanos: José en 1645 y Diego en 1647; la caída del Conde-Duque de Olivares en 1643 y la firma en 1648 de la Paz de Westfalia.

Los teatros fueron autorizados a abrir sus puertas en 1649. En este periodo calderón se convirtió en secretario del Duque de Alba e ingresó en la Orden Tercera de San Francisco en 1650 para ordenarse sacerdote en 1651.

En 1653 obtuvo la capellanía que su padre tanto ansiaba para la familia, la de los Reyes Nuevos de Toledo, y, aunque siguió escribiendo comedias y entremeses, desde entonces dio prioridad a la composición de autos sacramentales.

Compuso entre 1630 y 1640 los primeros y espléndidos autos sacramentales, de raíz más ética que cristiana como El gran teatro del mundo o La cena del rey Baltasar.

Calderón escribió estas piezas de teatro sacro en las que con el enorme aparato escenográfico de los carros se escenificaba de manera grandiosa pero didáctica misterios de la fe y la proclamación del dogma de la Eucaristía.

Pero el Corpus era también fiesta y regocijo popular: la solemne procesión de la Custodia y de los carros en los que habrían de representarse los autos se acompañaba de bailes bulliciosos y hasta exóticos, como las danzas de negrillos y de gitanos, la procesión culminaba en la Plaza Mayor, escenario habitual de fiestas, corridas de toros y juegos de cañas en las que se entretenían la nobleza y el pueblo llano por igual.

En 1666 fue nombrado capellán mayor de Carlos II. Falleció el 25 de mayo de 1681, tuvo un entierro poco ostentoso, como había pedido en su testamento: "Descubierto, por si mereciese satisfacer en parte las públicas vanidades de mi mal gastada vida".

Calderón representa la cumbre de las artes escénicas de un periodo irrepetible. Su obra nació bajo el signo de la crisis de la modernidad y todavía mantiene la emocionante y vigorosa contemporaneidad de un clásico. Es el dramaturgo por excelencia del barroco español.

El honor será el tema central de muchas de sus obras junto a la angustia barroca de la existencia, mezclada con los problemas teológicos iniciados en Trento que aparece en sus autos sacramentales.

Por otro lado, el teatro de Calderón ofrece mayor importancia a la intervención de la música en su obras. En la utilización del lenguaje el teatro de insigne dramaturgo representa la culminación del culteranismo en el teatro.

Su gran riqueza expresiva, repleta de complejas metáforas, aparecerá unida a un conceptismo intelectual.

OBRAS
COMEDIAS DE CAPA Y ESPADA
Casa con dos puertas mala es de guardar
La dama duende
El galán fantasma
Guárdate del agua mansa
Mañanas de abril y mayo
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Siguenos en Facebook



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru